Nuestra Historia

 

Al escribir una Pequeña Historia de la Segunda “Germania” de Puerto Montt, debemos remontarnos al lejano 1o de Abril de 1865. En efecto, en el Libro de Actas del Club Alemán de Melipulli (hoy Puerto Montt), leemos en su folio No 36 y como parte del Acta de la Sesión efectuada el 1o de Abril de 1865, lo siguiente: “El señor Resczeynsky consultó acerca de la posible formación de una Compañía de Bomberos, de agua, ya que el señor H. F. Oelckers, como Agente de la Compañía Chilena de Seguros, pondría una bomba a disposición de tal Compañía siempre y cuando ella se fundase patrocinada por el Club Alemán.”

1

“Se nombró una comisión compuesta por los señores Stillfried, Resczeynsky y Haberkern para encargarse del asunto e informar en la próxima sesión sobre este particular.” Este interesante documento es el más antiguo existente que diga relación con la aspiración de los Colonos Alemanes recién llegados al país y a la zona, de defender sus vidas e intereses ante el peligro del fuego.

presentacion fundacion

totila

En la noche del 14 al 15 de Junio de 1865 se quemaron dos casas y para apagar el incendio, los vecinos de la naciente Melipulli demolieron una tercera. Gracias a esto, a sus baldes, a sus hachas y escalas pudieron dominar el fuego habiendo actuado a su favor una fuerte lluvia que se descargó esa noche. Como consecuencia directa y ante el desamparo en que se encontraban moradores y propietarios de la ciudad, se reunieron los vecinos más connotados y organizaron la “Asociación Alemana de Bomberos”, integrada por sus Primera y Segunda Secciones, ambas funcionando bajo un mismo techo y cuya Fecha de Fundación es el 19 de Junio de 1865.

Considerando que el Cuartel que servía a las 2 Secciones estaba muy alejado del centro de la ciudad, la demora de los Voluntarios en llegar al mismo y ante el riesgo que de quemarse tal Cuartel se destruirían todos los elementos y pertenencias bomberiles, se estimó conveniente separar las Secciones trasladándose la Segunda Sección a su nuevo Cuartel, ubicado en calle San Felipe, donde hasta el día de hoy se encuentra. Ocurrido el año 1873. La razón de que en Chile, en Puerto Montt, se fundase una “Asociación Alemana de Bomberos” y que para ser miembro de la misma era necesario ser alemán, hay que buscarla y encontrarla en la realidad que en Puerto Montt –entonces Melipulli- sólo habitaban Colonos Alemanes. Con el tiempo esta Asociación se rebautizó como“ Cuerpo de Bomberos de Melipulli” y sus 1a y 2a Secciones se transformaron en las Primera y Segunda Compañías, hasta el día de hoy.

A principios del año 1876 y a petición del Intendente señor Lastarria que en aquella época era el Jefe Supremo de los Bomberos, rápidamente se modificó el Reglamento a fin de que en la “Asociación” pudiesen servir todos los ciudadanos que habitaban en la ciudad, lógica medida al considerar que a esta fecha habían llegado numerosos funcionarios, comerciantes y otros vecinos chilenos a radicarse en Melipulli – Puerto Montt.

desfile-1960

Considerando que ni el Cuerpo de Bomberos de Puerto Montt (ex Asociación Alemana de Bomberos) ni el ex Cuerpo de Bomberos de Melipulli han tenido jamás reorganización, lo que también hay que destacar para la ex 2a Sección, hoy 2a Compañía de Bomberos “Germania” de Puerto Montt, quiere decir que ambas Instituciones están sirviendo desde el 19 de junio de 1865 eficientemente a la ciudad y zona. Los fundadores adoptaron para su 2a Sección como Lema “UNO PARA TODOS Y TODOS PARA UNO”, lo que han cumplido rigurosamente tratando de ayudar, cooperar y servir en todo sentido, tanto a la ciudad como al Cuerpo y a sus Compañías hermanas. Siempre ha habido Segundinos en el Directorio General del Cuerpo poniendo lo mejor de su parte con miras al bienestar y progreso colectivos.

Al fundarse en 1878 la Cuarta Compañía, 7 Voluntarios de la Segunda pasaron a ella para organizarla y servir en ella; posteriormente, en 1925 otros numerosos Voluntarios de la 2a pasaron a organizar y laborar en la nueva Sexta Compañía. Más tarde, en la reorganización de la Tercera Compañía y en la fundación de la Octava Compañía vemos nuevamente Voluntarios y mentes de la Segunda cooperando estrechamente para el buen resultado final.

 

Share